La importancia del nixtamal

La nixtamalización es un paso crucial en la elaboración de las tortillas mexicanas, y su importancia no solo radica en las raíces culturales y la tradición, sino también en las mejoras significativas que aporta a la calidad de este alimento esencial en la dieta mexicana.

Este antiguo método implica la cocción y remojo del maíz en una solución alcalina, comúnmente con cal, y sus efectos se reflejan en varios aspectos que influyen en la calidad de las tortillas. Uno de los beneficios más notables es el aumento de la disponibilidad de nutrientes esenciales. La nixtamalización libera niacina, un tipo de vitamina B, y otras sustancias nutritivas que originalmente están presentes en formas menos asimilables en el maíz crudo. Esto no solo enriquece las tortillas desde el punto de vista nutricional, sino que también contribuye a una dieta más equilibrada.

La nixtamalización del maíz también tiene un impacto directo en la textura de la masa. Al modificar la estructura del grano de maíz, el proceso proporciona una mayor elasticidad y maleabilidad a la masa, facilitando su manejo durante la preparación y la cocción. Este resultado se traduce en productos finales más suaves y flexibles, característica distintiva de las auténticas tortillas mexicanas de maíz.

La calidad sensorial también se ve favorecida por la nixtamalización. Los compuestos aromáticos y sabores liberados durante este proceso aportan un sabor distintivo y auténtico a las tortillas. Este carácter único no solo es apreciado en México, sino que ha ganado reconocimiento internacional, convirtiendo a las tortillas nixtamalizadas en un producto apreciado por su calidad gastronómica.

Tortillas de nixtamal